¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Infórmate sobre todas nuestras novedades, consejos y recetas.
Nombre
Apellidos
Correo electrónico
No te enviaremos spam
iraides cooking lab logo

Cuidado con los Pesticidas, van Directos a Modificar tus Hormonas

El hecho de no prestar atención a este problema tan oculto, que está impregnado en nuestros alimentos, puede costarnos muy caro. Los pesticidas son venenos silenciosos que vamos ingiriendo poco a poco en verduras, frutas, legumbres, cereales…y la mala noticia es que estos químicos son disruptores endocrinos, que producen en nuestro organismo efectos devastadores.

Como siempre, las personas más susceptibles a tener problemas de salud son los niños, los bebés lactantes, las embarazadas y los adolescentes.

Los pesticidas son muy tóxicos, no sólo afectan a la parte superficial de frutas y verduras que comemos, sino que penetra a su interior. Algunos permanecen en los suelos de cultivo por varios años, lo que contamina no sólo la tierra sino las también las aguas, y va pasando de un ser vivo a otro hasta llegar al hombre.

Al cabo de utilizar pesticidas año tras año, las plantas se vuelven más débiles, mucho menos resistentes a enfermedades y plagas, y son atacadas más fácilmente por parásitos. Esto hace que cada vez se precisen de más fungicidas, herbicidas… y la eficacia de estos productos se hace cada vez más limitada, pues los insectos se vuelven más resistentes y las plantas más frágiles todavía.

Si no consumes alimentos ecológicos, te juegas tu salud como si fuera una ruleta rusa. Muchas piezas de fruta y verdura que se compra en las tiendas de alimentación o supermercados tienen uno o más pesticidas.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Por supuesto, consumir productos ecológicos y de cercanía, de productores que sepamos que no impregnan sus productos con químicos nocivos que van a producir muchos problemas de salud en nuestro cuerpo. ¿Es casualidad que haya tantas enfermedades raras, enfermedades neurodegenerativas, demencias a edades tempranas? ¿No tendrá que ver este modo de vida antinatural y altamente químico que llevamos?

Nos cuesta gastar un poco más en consumir biológico, pero paradójicamente no nos importa ir a la farmacia a abastecernos de medicinas…estas sustancias, que se van depositando en el cuerpo sin enterarnos, amenazan el frágil equilibrio hormonal de nuestro organismo, del que dependen muchos procesos fisiológicos.

AGRICULTURA ECOLÓGICA VS AGRICULTURA CONVENCIONAL

La agricultura ecológica se orienta a producir alimentos sanos, en cantidad suficiente respetando el medio ambiente y con una reglamentación adecuada para garantizar su calidad.

Tal y como se practicaba la agricultura en el pasado, en la agricultura ecológica se practica la rotación de cultivos, se emplean abonos naturales como compost, estiércol… cultivando verduras y frutas locales adaptadas al terreno y clima y se evita la erosión del terreno empleando cubiertas vegetales.

Las características que debe tener el terreno deben ser:

  • Se deben abonar con estiércoles procedentes de establos ecológicos, abonos verdes o compost.
  • No se pueden utilizar abonos inorgánicos, pesticidas o cualquier otro químico
  • Agua sin residuos tóxicos
  • El aire que envuelve la parcela tiene que ser los más limpio posible

Las diferencias más destacables respecto a la agricultura convencional son:

  1. La maduración de frutas y verduras en la agricultura convencional se hace mediante métodos artificiales.
  2. La agricultura ecológica se basa en la diversidad y cercanía frente a la agricultura a gran escala que se basa en los monocultivos
  3. Como ya hemos indicado anteriormente, la agricultura convencional utiliza abonos químicos como fertilizantes que contaminan las aguas, aumentan la cantidad de nitratos, fosfatos y potasio en las plantas y empobrecen algunos minerales como el magnesio, manganeso y cobre presentes en estas.
  4. Los productos de la agricultura convencional tienen de media un 25% más de agua que los ecológicos, por tanto, se pudren con más rapidez, y necesitan de conservantes para mantenerse frescos por más tiempo.

El daño que pueden producir con los años en el cuerpo pueden ser devastadores, alteraciones metabólicas y hormonales importantes. La toxicidad depende de la cantidad ingerida con relación al peso corporal. También nuestra fertilidad peligra, los organoclorados y organofosforados (aldrín, lindano, toxafeno…) intervienen de manera peligrosa en nuestro sistema hormonal. Por tanto, intentar consumir productos ecológicos y de cercanía es una buena apuesta para la salud. Siempre va a poder ser una variable más controlable para nosotros, elegir los mejores productos posibles, tanto de tiendas ecológicas como productores de confianza que no utilizan estos productos. Yo os animo a ello.

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Infórmate sobre todas nuestras novedades, consejos y recetas.
Nombre
Apellidos
Correo electrónico
No te enviaremos spam