Es importante añadir algas a nuestra alimentación, por sus propiedades nutricionales y porque bien cocinadas resultan deliciosas. tienen muchos minerales y oligoelementos, además de ácido algínico que nos ayuda a expulsar metales pesados.

Las algas son las grandes desconocidas hoy en día en las cocinas de las familias, y por el contrario, cada vez más usadas por chefs internacionales.

Además de su agradable sabor si están cocinadas y usadas de una manera adecuada, aportan entre 10 y 20 veces más minerales que las verduras que conocemos. Nos remineralizan y nos aportan energía para afrontar el ritmo de trabajo y vida cotidiana, muchas veces cargados de estrés.

Contienen yodo, calcio, hierro, potasio, magnesio y gran cantidad de oligoelementos, los cuales se necesitan para que el organismo realice ciertas reacciones enzimáticas.

Gracias a su alto contenido en minerales, ejercen un efecto alcalino en el organismo. Conocer cómo cocinarlas como saber las cantidades, sus innumerables propiedades, así como las cantidades a tomar te puede interesar, y mucho!

algas

KOMBU

alga kombu

Además de las características generales de las algas, tiene ácido glutámico, sustancia que ablanda las fibras de otros alimentos (en particular las legumbres). Han de cocinarse mínimo 40 minutos, porque tienen una textura bastante áspera. Posee gran cantidad de minerales, por lo que ha de utilizarse dos veces por semana.

Si tenemos problemas de tiroides es mejor consultar las cantidades que debemos tomar a un especialista o naturópata.

Es adecuada para sopas, estofados, potajes…pero una vez cocinada, podemos hacer deliciosos chips con ella. Es fácil de utilizar, porque no requiere de mucha elaboración. Por ejemplo, si bebes agua filtrada, es interesante que, a tus caldos, sopas etc. les añadas un trocito pequeño de alga kombu para remineralizar el agua.

WAKAME

alga wakame

Es de la misma familia que el alga kombu. Es rica en calcio y contiene niveles altos de vitaminas del grupo B y C. También tiene la capacidad, al igual que el alga kombu de ablandar fibras, pero al tener menos cantidad de yodo su consumo puede ser más regular.

El alga wakame, como veremos más adelante, puede tomarse todos los días si no se tienen problemas de hipertiroidismo, 2 cm por persona y día. Contiene mucho calcio, Limpia la sangre, esto entre otras de sus muchas propiedades: reduce el colesterol, contiene magnesio, y expulsa la nicotina de la sangre (para fumadores).

Puedes usarla remojada 5 minutos en agua y después cortada a tiritas en ensalada, en sopas (igual que la kombu, sólo que se cocina mucho antes), como relleno de canelones, estofada con verduras…

DULSE

alga dulse

Tiene gran cantidad de vitamina C y hierro, por tanto, son especialmente indicadas en casos de anemia. La dosis recomendada es 2 veces por semana, en ensaladas y sopas.

Es un alga suave y fácil de preparar, sólo hay que remojarla 5 minutos y ya está lista para comer. A mí como más me gusta es en ensalada, marinada con zumo de naranja y limón.

ARAME

Posee gran cantidad de minerales, sobre todo calcio. Contiene un azúcar natural llamado manitol, que nos ayuda a mantener estable el nivel de glucosa en sangre. Es adecuada también para problemas del sistema nervioso.

Muy útiles para dar elasticidad al sistema cardiovascular y para la anemia. También para bajar la tensión arterial. Buenas para el aparato reproductor de la mujer.

En la cocina, lo más adecuado es remojarla 10 minutos y saltearla unos minutos con un poco de ajo para hacerla realmente deliciosa.

Por su ligereza, unirlas a canelones, empanadas, pizzas, empanadillas, creps o rollitos de primavera. O también cocida con verduras dulces: zanahoria, puerro, maíz, judía verde…o en ensaladas con buen aliño o vinagreta.

HIJIKI O HIZIKI

Es el alga que posee mayor cantidad de calcio. 14 veces más calcio que la leche de vaca, y más biodisponible que ésta, por lo que refuerza huesos y dientes.

Ayuda a deshacer las mucosidades producidas por exceso de calor

Debido a la gran cantidad de minerales que posee, es suficiente consumirla dos veces por semana.

También buenas para el sistema nervioso.

Posee un fuerte sabor a mar , por eso además de remojarla 15 minutos, hay que cocinarla otros 15 minutos para que se ablande y pierda su intenso sabor a alga. En salteados con espárragos, ensaladas templadas… es deliciosa!

COCHAYUYO

alga COCHAYUYO

Es el alga que menos yodo contiene, por lo tanto, es adecuada para personas que tienen problemas de tiroides. Contiene N-acetil-cisteína, un componente que ayuda a disolver la mucosidad.

Templa el organismo y lo humedece.

Tiene bajo contenido en yodo comparando con el resto de algas marinas.

También tiene alto contenido en magnesio.

Para utilizarla, hay que remojarla en agua hirviendo. Útil para salteados de verduras, rellenos tipo canelones, wraps…puedes conseguir una textura más “al dente” remojándola menos tiempo. Es un alga que casi no tiene sabor, por tanto, puedes darle potencia marinándolo con cítricos o simplemente marinada con un caldito de verduras de una sopa que te haya sobrado.

NORI

alga nori

Quizás sea el alga más conocida y usada porque el sushi se enrolla en el alga nori.

Contiene taurina, un aminoácido necesario para la formación de bilis que interviene en numerosas funciones hepáticas, entre ellas la de facilitar la digestión. Posee también betacarotenos, que favorecen la protección de la piel y las mucosas. Puede consumirse diariamente.

Disminuye el colesterol arterial por los ácidos grasos y también por el amioácido taurina.

Muy rica en proteínas (casi un 30%) además de contener calcio, hierro y potasio, vitamina C y vitaminas del grupo B.

Es probablemente el alga más conocida, dado que se utiliza para elaborar el sushi, pero puede tener diversos usos: en ensaladas, para mezclarlo con guacamole, como condimento en cremas de verduras…

AGAR-AGAR

Un alga con mucha fibra soluble, que ayuda a combatir el estreñimiento. Pero también como calmante de la mucosa digestiva ya que actúa como un gel.

Se utiliza sobre todo en repostería porque da la consistencia de gelatina. Para que te quede con la consistencia adecuada, tienes que poner seis gramos de agar por cada litro de líquido (leche, zumos de frutas…)

Otra opción interesante es comprarla en fibras y remojarla, cuando esté blanda, marinarla y cortarla en tiras de 2 cm para utilizarla en ensaladas etc.